Fundación Lagungo

Apoyo a la intervención psicosocial con familias en riesgo.

www.lagungofundazioa.es

Esta institución nació hace 26 años, por impulso de la Diócesis de Bilbao, con el objetivo de prestar apoyo profesional a personas y familias en situación de dificultad por diversos motivos: crisis del matrimonio, dificultades económicas, enfermedad, fallecimiento en el entorno familiar, etc, siempre dando prioridad a aquellas personas y familias con menores recursos y en peor situación socio-económica. 

La Fundación Carmen Gandarias colabora con la Fundación Lagungo financiando un programa que se desarrolla en la provincia de Bizkaia, dirigido a familias en situación de vulnerabilidad y riesgo social, principalmente familias monoparentales, población inmigrante, personas de otras culturas que requieren apoyos para mejorar su desempeño familiar y psicosocial, con el objetivo de que sean capaces de construir relaciones familiares satisfactorias, mejorando la convivencia familiar y generando espacios protectores para los niños en el seno de su familias. 

Es un proyecto realizado en colaboración con Caritas Diocesana de Bilbao. Aunque Lagungo desarrolla numerosos programas con niños, adultos, familias y profesionales de la intervención, el que financiamos se ha creado para atender aquellos casos que son atendidos por las redes de acogimiento de Cáritas, integradas principalmente por personas voluntarias, de modo que cuando estas personas detectan casos que requieren una atención especializada, los derivan a los profesionales de la Fundación Lagungo. 

El proyecto tiene también como foco la atención de profesionales y voluntarios de Cáritas y de otras organizaciones sociales. Consiste en el apoyo, supervisión, formación y asesoramiento a la personas profesionales y voluntarias de Cáritas que las acompañan desde la clave social o educativa. 

La finalidad que se persigue es doble: 

  1. que las familias en situación de riesgo de exclusión construyan una vida relacional sana que los ayude y apoye para superar situaciones de vulnerabilidad. Además, tiene como finalidad que se generen dentro de la familia espacios protectores para los menores de edad. Ello se consigue mediante la adquisición de habilidades relacionales y educativas por los padres y un aprendizaje de su rol como padres.
  2. apoyar a las personas que acompañan a estas familias que sufren a veces un gran desgaste en su trabajo, aprendiendo metodologías y adquiriendo herramientas que mejorarán su trabajo. Estas personas pueden ser tanto voluntarios de atención de base como profesionales de Cáritas y de otras organizaciones sociales. 

El programa de atención psicosocial está atendiendo actualmente a 50 familias, con un total de 200 personas beneficiarias directas entre miembros de las familias atendidas (100 personas, 50 adultos y 50 menores) y profesionales y voluntarios a los que se les da formación y apoyo (100 personas). 

El perfil habitual de los usuarios de este programa es de familias monoparentales, la mayoría encabezadas por una mujer en situación de desempleo, con bajo nivel formativo, sin ingresos o con ingresos insuficientes para hacer frente a las necesidades de la vida diaria, con situaciones de vivienda precaria.