Fundación Haurkizuna

Proyecto educativo de nivelación escolar para jóvenes con retraso escolar en Ecuador.

www.haurkizuna.org

La Fundación Haurkizuna es una institución vinculada a la Fundación Calasanz, de los Padres Escolapios que trabajan en Ecuador, en proyectos educativos y sociales con niños y jóvenes en situación de pobreza o exclusión social, en la provincia de Santo Domingo de Tsachilas, procurando acogimiento, educación básica y formación profesional. 

Santo Domingo de Tsachilas es una zona pobre, afectada por el tráfico de droga y por el contrabando de productos entre Colombia y la costa pacífica, que transcurren a través de la región. La ciudad tiene una población de 600.000 habitantes, de los que 2/3 viven en situación de extrema pobreza. En este entorno, la Fundación Calasanz desarrolla varios proyectos desde hace más de 20 años: 

  • Casa de acogida de emergencia: destinado a niños abandonados y madres maltratadas con hijos. Se ubica en un edificio propiedad del Obispado Católico de Santo Domingo, cedido a la Fundación Calasanz, y allí trabaja un amplio equipo técnico formado por trabajadores sociales, facilitadores, educadores, psicólogos y un abogado. Está en parte financiado por el municipio de Santo Domingo.
  • Casa Hogar de Jesús: es un orfanato para 60 niños que tienen mandato judicial de acogimiento, normalmente por ser víctimas de abusos sexuales o maltrato familiar. Está parcialmente financiado en parte por el Ministerio de Asuntos Sociales de Ecuador y por varios benefactores alemanes. El recurso emplea a 27 personas, 12 de ellos trabajadores sociales y el resto, equipo técnico y personal de apoyo. 
  • Dispensario médico: con precios populares, proporciona servicio de consultas ambulatorias, odontología, atención pediátrica y pruebas de laboratorio, dirigido todo ello a personas sin recursos. Además, en el dispensario se atiende a las familias de la casa de acogida y a los niños de la Casa Hogar Jesús. El centro necesita también servicio de ginecología, sobre todo para la atención de embarazos prematuros de adolescentes, pero, por el momento, carecen de recursos para poder ofrecer este servicio. 
  • Educación: la Fundación Calasanz tiene un centro educativo, denominado Colegio Semillitas de Dios ofrece 600 plazas y acoge a niños de familias sin recursos, que no pueden pagar la educación privada. Se financia con el beneficio de otro colegio privado de los padres salesianos. 

Dentro del área de educación también desarrollan el Proyecto de Nivelación Escolar de Jóvenes Adolescentes, un programa dirigido a jóvenes de entre 12 y 18 años, que presentan entre 3 y 6 años de retraso escolar por falta de asistencia a clase. La Fundación Carmen Gandarias ha comenzado a colaborar económicamente con este proyecto en 2020. 

El programa ha venido atendiendo a una media anual de 60 niños (aproximadamente, 40 chicos y 20 chicas), repartidos en 4 aulas, que, en todos los casos, habían sido apartados de la formación escolar durante años para trabajar ayudando a sus familias o para mendigar. En la actualidad, en 2023, en número de alumnos atendidos se ha incrementado hasta 130, dada la amplia demanda existente.

Los adolescentes atendidos por el programa de nivelación tienen tres procedencias: parte proceden del orfanato Casa Hogar de Jesús, otros son alumnos del Colegio Semillitas de Dios y otros proceden de otros centros educativos de la ciudad, por derivación de la autoridad educativa de Ecuador. 

El objetivo es que estos jóvenes reciban una educación adaptada que les permita terminar los estudios de formación básica y emprender una formación profesional especializada para poder llevar una vida independiente en el futuro. 

FOTOS