Ayuda a la Iglesia Necesitada

Apoyo a los programas sociales

www.ayudaalaiglesianecesitada.org

 

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN)  es una fundación de la Santa Sede, promovida por el Papa Pío XII e iniciada por el Padre Werenfried van Straaten en 1947, para ayudar pastoralmente a la iglesia en extrema pobreza o que sufre persecución en cualquier parte del mundo.

Cuenta con oficinas en 23 países y trabaja en 140 países. AIN desarrolla más de 5.000 proyectos al año en todo el mundo, llevando ayuda espiritual y material a millones de personas. Actualmente, sus esfuerzos están centrados en ayudar a la Iglesia necesitada y perseguida en el continente africano, Siria e Irak. Geográficamente, el 27% de las ayudas se destinan a la Iglesia Católica de África, el 25% a la Iglesia en Oriente Medio y el resto se reparte entre Asia, Iberoamérica y Europa del Este. En España inició su actividad hace más de 50 años, y cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona, Valencia, Toledo, Santander y Getafe.

Lo que diferencia a AIN de otras organizaciones asistenciales de la Iglesia católica es su carácter eminentemente pastoral; toda la ayuda tiene como prioridad el apoyo a proyectos presentados por miles de religiosos, misioneros y laicos en tareas de evangelización. Esta ayuda se concreta en construir y reparar iglesias y capillas, sostener a los sacerdotes y religiosas, apoyar seminaristas y novicias, con medios de locomoción, material catequético, medios de comunicación, etc. También Ayuda a la Iglesia Necesitada pone en marcha campañas de emergencia para socorrer a los damnificados por catástrofes naturales y humanitarias, y a los perseguidos por causa de su fe, especialmente en Oriente Medio. El 12% de la acción social se destina actualmente a ayudar a personas en situación de pobreza. 

Mediante un puente de información, oración, y caridad trata de aliviar las necesidades espirituales del hombre, dando esperanza y consuelo. Su actividad caritativa y pastoral llega incluso donde los servicios estatales y otras organizaciones sin ánimo de lucro no alcanzan.

La Fundación Carmen Gandarias ayuda ininterrumpidamente a Ayuda a la Iglesia Necesitada desde 1995, porque apoyar la presencia de los cristianos en aquellos lugares en los que está en peligro de desaparecer es un bien para todos, porque esa presencia es un factor de paz y un motor de desarrollo.

En 2022 y 2023 la Fundación Carmen Gandarias ha aprobado un programa de concesión de 8 becas universitarias completas a favor de 8 jóvenes iraquíes, para que puedan estudiar en la universidad católica de Erbil, Iraq. Son jóvenes de familias en situación de pobreza como consecuencia de la guerra civil que afecta a su país. Los estudiantes son tanto de religión crisitiana como musulmana.