Asociación Margotu

Financiación del programa Bilakatu y el proyecto de apoyo residencial a la emancipación de jóvenes sin hogar

www.margotu.org

Margotu es una institución que se dedica a la integración social de colectivos con especiales dificultades, y trabajan en dos ámbitos: formación y atención de jóvenes provenientes del fracaso escolar, y en situación de riesgo o exclusión, y a mujeres en dificultades por ser madres solas, por estar en situación de alta vulnerabilidad y víctimas de violencia doméstica.

La Fundación colaboró en 2011 y 2012 con el programa BILAKATU, que destinado al apoyo y acompañamiento de jóvenes de entre 15 y 23 años, y sus familias, que ya están en situación de exclusión social o presentan un alto riesgo. Este programa nació en 2009, como consecuencia de observar en el programa de formación, numerosos casos de chicos y chicas que necesitaban un plus de atención para evitar su caída en la marginalidad como consecuencia de conductas delictivas, consumo de droga y alcohol, pandillismo, etc.

Este programa atiende anualmente a unos 100 jóvenes de 40 familias. Se trata de un programa novedoso, que afronta la exclusión juvenil de forma integral y, sobre todo, preventiva: el programa intenta evitar la pérdida social de estas personas y reconducirlas para su plena integración. La intervención se centra en el entorno familiar (recuperar la familia como referente vital), entorno del grupo de iguales (potenciar los aspectos positivos del grupo de amigos y anular los negativos), el entorno laboral (necesidad de inmersión de estas personas en la cultura del trabajo), el entorno de la vivienda (favorecer su acceso a la vida autónoma).

Desde 2015 hasta 2022 la Fundación Carmen Gandarias ha centrado su ayuda el el programa de Apoyo Social a la Vivienda, destinado a ayudar a un grupo entre 24 y 30 jóvenes jóvenes en situación de exclusión social, que han cumplido 18 años y se encuentran viviendo en la calle y que no cumplen los requisitos para el acceso a una plaza residencial en los recursos públicos habilitados tanto por la administración como por entidades sociales privadas. Para estos casos, en general, complejos, Margotu ofrece el acompañamiento social al acceso a la vivienda, a través de un sistema de becas y ayudas de diferentes importes, en función de la situación de cada persona, junto con un acompañamiento individualizado hacia su emancipación por parte de los profesionales y voluntarios de Margotu.

Es difícil cuantificar el beneficio social de los programas de prevención, pero no hay duda que prevenir la inadaptación y exclusión de los jóvenes ahorra muchos gastos y problemas futuros, como son el descenso de la dependencia de ayudas sociales, disminución de las tasas de delincuencia con el consiguiente ahorro de costes judiciales y penales, aumento de los indicadores de bienestar general de la población, seguridad ciudadana, productividad laboral, etc.

FOTOS