Asociación Grupo de Misiones San Martín de Tours

Proyectos 2011, 2012, 2013 y 2014 para la construcción de pozos y traída de agua potable a siete poblados del Valle de Kansenia, República Democrática del Congo.

La Asociación Grupo de Misiones de San Martín de Tours, vinculada a la Parroquia de Algorta que le da el nombre, desarrolla desde hace más de 20 años un importante trabajo en la Misión de Kansenia, en la República Democrática del Congo. Esta entidad nació para continuar el proyecto iniciado en los años 80 por el misionero diocesano vasco Alfonso Saiz Bilbao en la región de Kansenia.

La Misión de Kansenia es un centro de acción integral para el desarrollo de la persona y de la población. Con 19 núcleos de población, comprende la práctica totalidad de los poblados del valle de Kansenia que circundan la Misión en un radio de 80 a 100 kilómetros. El contexto socio-económico en el que se desarrolla el programa es de extrema pobreza, y la situación sanitaria es muy precaria, con una alta incidencia de la desnutrición, enfermedades endémicas y parasitarias.

En estos años, la Asociación ha realizado un intenso trabajo en dos áreas: educación y mejora de la higiene y sanidad de la región. En dicho periodo, se han construido escuelas en 17 poblados, se está escolarizando a 2.500 alumnos de educación primaria y a más de 200 alumnos de secundaria. La Asociación ha financiado la construcción de tres internados para alumnos hasta 16 años, dos de chicas y uno de chicos. Además mantienen becas educativas para los alumnos que pueden acceder a estudios universitarios. El programa de educación emplea a 60 profesores y 4 administrativos directamente en Congo.

Paralelamente al programa educativo, desde hace 30 años los misioneros, con la colaboración de la Asociación, están trabajando en el acceso al agua para la región, aspecto de capital importancia para conseguir un nivel higiénico y sanitario mínimo para los habitantes de Kansenia. En 1980 se terminó la construcción de una presa, que permite embalsar el agua para ser distribuída a toda la región.

Queremos destacar que ésta es una asociación cristiana de base, dirigida y gestionada exclusivamente por personas voluntarias, que aportan su tiempo y dinero para mejorar la vida de los más necesitados. Incluso los dos viajes que habitualmente realizan los voluntarios al Congo y sus estancias completas en el país, a veces de hasta 3 meses, son íntegramente pagadas por los voluntarios.

La Fundación Carmen Gandarias ha apoyado desde 2011 la instalación de infraestructuras sanitarias básicas en siete poblados de la región de Kansenia, en forma de traída de agua potable y construcción de pozos de agua, a través de cuatro proyectos de cofinanciación de actividades.

FOTOS