Manos Unidas

Financiación de programas de educación, sanidad y cooperación al desarrollo desde 1997 en Africa, India, Sudeste Asiático, Centroamérica y Sudamérica

www.manosunidas.org

Manos Unidas es una organización católica que desde 1960 lucha contra la pobreza, el hambre, la malnutrición, la enfermedad, la falta de instrucción, el subdesarrollo y contra sus causas, en países del Tercer Mundo, mediante la financiación de proyectos.

La Fundación colabora con Manos Unidas de forma ininterrumpida desde 1997, habiendo financiado a lo largo de estos años numerosos proyectos en los tres continentes del sur, Africa, Lationamérica y sudeste asiático, especialmente India.

En concreto, centrándonos en los últimos años, en 2008 y 2009 fuimos cofinanciadores de un proyecto en Camerún de lucha contra el sida y refuerzo de la estructura sanitaria, en Douala, capital de Camerún. Se engloba en el plan estratégico nacional aprobado en el año 2000 por el gobierno de Camerún de lucha contra el SIDA, centrado en la prevención, apertura de centros de asesoramiento y diagnóstico y puesta a disposición de fármacos antiretrovirales. La Iglesia Católica formalizó su adhesión al programa nacional en Noviembre de 2004. Tanto el gobierno con la Iglesia consideran que este plan, de que este proyecto forma parte, es muy importante para el progreso y desarrollo del país.

El proyecto consistió en la construcción y equipamiento de dos centros sanitarios en Douala: la ampliación del hospital St. Albert Le Grand para pacientes de SIDA, que comenzó en abril de 2008, y la construcción de dispensario de Ngodpassi.

En 2010 la Fundación aprobó participar en la financiación de un proyecto en El Salvador para la lucha contra la enfermedad del Mal de Chagas, enfermedad endémica en Centroamérica, causante de numerosas muertes todos los años, que está directamente relacionada con las precarias condiciones económicas y de hábitat de las personas que al padecen.

Con este proyecto, Manos Unidas ha trabajado en un doble sentido:

  • la mejora de las viviendas de 250 familias de El Pinalito, en el Departamento de Santa Ana, para crear un hábitat sin parásitos.
  • educación e información a las familia afectadas o con posibilidad de verse afectadas sobre cómo prevenir la enfermedad, ya que existe un alto grado de desconocimiento de la misma entre la población.

En 2011 la Fundación financió la construcción y equipamiento de un centro sanitario en el Distrito de Sekyere South, Ghana, para la atención de 10.000 pacientes anuales, en una población de 150.000 habitantes, con unas condiciones de vida muy pobres, severamente afectada por malnutrición y enfermedades.  

En 2012 y 2013 la Fundación Carmen Gandarias aportó el 56% de la financiación de un proyecto de mejora de las condiciones nutricionales materno-infantiles del Departamento de Chiquimula, Guatemala. Este programa, que duró varios años, ha atendido a 29.000 personas en 2012 y 17.500 en 2013: 27.000 niños, 17.000 mujeres jóvenes y 1.000 mujeres embarazadas, afectados de desnutrición y enfermedades asociadas. De entre los 27.000 niños, se realizó un programa específico de nutrición intensiva de 3.250 niños, que presentaban peor salud. También se impartió formación a 1.500 mujeres en nutrición, para actuar como coordinadoras del programa en el futuro.

En 2014 hemos aprobado un proyecto para financiar la ampliación de un centro de acogida y de formación profesional para niños y adolescentes huérfanos de SIDA. El proyecto se ubicó en Kolar, Estado de Karnataka, al sur de la India. Se trata de un centro dirigido por las religiosas Sisters Adorers of the Blood of Christ, que agogen niños y jóvenes huérfanos sin familia. Con este proyecto, se consiguió ampliar y mejorar las instalaciones de las religiosas para acoger hasta 50 niños, y proporcionarles alojamiento, alimento y educación hasta los 16 años.

En 2015, la Fundación Carmen Gandarias aprobó co-financiar un amplio proyecto de inclusión de niños y niñas discapacitados o desfavorecidos de Battambang, Camboya, para ayudar a 4.800 niños y jóvenes, víctimas de la precaria situación del país, asolado por al guerra civil de los años 80 y 90 del pasado siglo. El proyecto ha supuesto la intervención en 16 colegios, incluyendo construcción de aulas, mejora de saneamiento, suministro de bicicletas, material escolar y alimentos. 

En 2016, la Fundación ha ayudado a Manos Unidas en un proyecto de construcción de un colegio internado para niñas de familias en situación de exclusión social, en una comunidad rural del Estado de Orissa, al norte de la India, con el que se ha acogido y facilitado el acceso a programas educativos a 150 niñas. 

En 2017, nuestra ayuda se ha destinado a un proyecto en Togo, Africa, para la construcción de un edificio escolar de educación primaria, con dotación de pozo de agua y saneamiento. 

En 2018 la Fundación ha aprobado un proyecto que ha permitido el aceso a agua potable de un hospital y 4 problaciones de la localidad de Sambogari, en Camerún, beneficiando a 6.800 habitantes. 

En 2019 la Fundación Carmen Gandarias ha aprobado la financiación a un proyecto de protección y apoyo a la infancia en situación de exclusión social en Camboya, para evitar y prevenir el riesgo de explotación laboral y sexual en la infancia, así como erradicar el contrabando de niños. 

En 2020 hemos aprobado un proyecto para la construcción de un centro médico para la atención de mujeres embarazadas y sus bebés en el sur de Kenia, con una atención estimada de 500 mujeres anualmente. 

En 2022 Fundación Carmen Gandarias ha colaborado con Manos Unidas en la financiación de la ampliación de las instalaciones de un colegio de educación secundaria en al ciudad de Nacala, en mozambique. En este centro estudian 1.200 alumnos. El coste del proyecto es de 105.000 euros, y nuestra aportación es del 30% de su coste. El proyecto incluye la construcción de un nuevo pablellón de 400 metros cuadrados con nuevas aulas, incluido su equipamiento, la amplaición de la biblioteca y un nuevo laboratorio para el centro. 

En 2023 nuestro apoyo ha sido para un proyecto educativo en Senegal, en la localidad de Sangué. Es un proyecto de construcción de nuevas aulas e instalaciones en un colegio de educación secundaria, para albergar un aula polivalente y un aula de informática. El proyecto va a mejorar la calidad educativa de 300 jóvenes que podrán acceder a aprender la asignatura de informática. Los padres y madres de los alumnos se han comprometido al pago del salario del profesor de informática para sus hijos, mientras que Manos Unidas y la Fundación Carmen Gandarias financian las nuevas instalaciones, equipos y mobiliario.

FOTOS